Sin duda la presentación de Olympus y Panasonic es la noticia de la semana. Lejos de flaquear el sistema Cuatro Tercios como parecía entreverse, se acaba de ampliar con la presentación del Micro Cuatro Tercios que, a pesar de lo que parece sugerir el nombre, utiliza un sensor del mismo tamaño que el Cuatro Tercios convencional.

La diferencia es la distancia del objetivo al sensor, pues al haberse suprimido el espejo y el pentaprisma se puede reducir a la mitad y hacer cuerpos y objetivos más compactos y ligeros.

Hace tiempo que Olympus ya apuntaba a la supresión del tradicional espejo que da nombre a las reflex. Sus cámaras con espejo de tipo porro no eran sino un esbozo de la línea de investigación del fabricante, que está empeñado en conseguir que las cámaras de objetivos intercambiables sean más pequeñas y ligeras.

Y es que según los estudios de Olympus y Panasonic, los usuarios no se compran más cámaras reflex porque son “grandes, pesadas, y difíciles de manejar”. Lo cual no deja de contrastar con las opiniones que se leen en foros acerca de las reflex más pequeñas, a las que muchos usuarios acaban por añadirles una empuñadura vertical, para poder agarrar la cámara mejor con toda la mano, en lugar de dejar colgando el meñique.

Pero la supresión del espejo lleva aparejada la eliminación de la visión óptica directa a través del objetivo. Es decir, las nuevas cámaras se parecerán más a una compacta con objetivos intercambiables que a una reflex, pues la solución tiene que pasar por un visor electrónico o EVF.

Desconozco si estos fabricantes contarán con un as en la manga en forma de visor de excelente calidad y respuesta, pero lo cierto es que, por el momento, no conozco ningún visor electrónico que sea capaz de transmitir las sensaciones de la visión reflex. Por color, resolución, tiempo de refresco… el caso es que la imagen se ve mucho mejor “en directo” que a través de un EVF.

No me cabe duda que el tiempo acabará con el pentaprisma, e incluso con el obturador, y todas las cámaras tendrán un diseño similar a lo que ahora propone el sistema Micro Cuatro Tercios, pero en este momento, la apuesta de Olympus y Panasonic la veo más cercana al futuro de las compactas que al de las reflex.

Los mismos fabricantes, en su nota de prensa, dejan ver que está orientada a seducir a los usuarios de compactas que no quieren pasar a las reflex por su gran tamaño. Además, estos usuarios, no apreciarán como una falta el visor reflex, pues no están acostumbrados a el. ¡Al contrario! la mayoría de la gente que llega de nuevas de las compactas a las reflex digitales se sorprende (o mejor dicho sorprendía) de no poder encuadrar con la pantalla, despreciando así la que es una de las mejores características de una SLR.

Así, para el usuario de una compacta, incluso de un modelo avanzado, el paso a Micro Cuatro Tercios será una ventaja indudable: la posibilidad de cambiar objetivos y el sensor más grande son razones más que suficientes para que lo sea. Sin embargo, para el usuario de una reflex más bien será una pérdida, al menos durante la primera etapa de desarrollo del sistema. La ausencia de visión directa es un motivo, pero además los usuarios de otros sistemas con sensores APS o Full Frame, verían reducido su captor (y no parece esa precisamente la tendencia), mientras que los que ya estén en Cuatro Tercios, tendrán que cambiar de ópticas si quieren aprovechar una de las ventajas del nuevo sistema: el menor tamaño de los objetivos.

Pero evidentemente hay momentos en que para avanzar hay que crear un punto de ruptura y eso es el sistema Micro Cuatro Tercios, la ruptura con el pentaprisma y el espejo que tanto tiempo nos han acompañado en la búsqueda de un camino hacia el futuro, en el que quizás, las diferencias entre compactas y “reflex” no exista tal y como la concebimos ahora.

Los detalles técnicos sobre el Micro Cuatro Tercios los puedes consultar en los siguientes artículos:

Deja un comentario