Trípode Slik 330DX

La normativa de seguridad aérea es bastante estricta, y cada vez lo es más. De todos es sabido que hay una serie de cosas que no se pueden llevar como equipaje de mano en un avión, pero que cosas en concreto no está demasiado claro.

Y no lo está principalmente porque cuando en el año 2002 se decidió aprobar la lista de objetos prohibidos, también se decidió que se mantendría secreta de manera que los pasajeros sólo podíamos confiar en que el criterio del empleado de turno era el correcto.

Eso nos lleva a las historias que hemos oído/leído montones de veces sobre gente a la que le han dejado pasar un trípode sin problemas mientras que a otros les han hecho facturarlo.

Sin embargo desde el año 2005 esta lista corría el peligro de ser declarada ilegal si no se hacia pública por lo que, finalmente, desde el 19 de agosto de 2008 cualquiera puede consultarla.

Pero ¿que ocurrió en 2005 para llegar a ese extremo? Pues simplemente que alguien denunció lo que a todas luces era injusto. El ciudadano austriaco Gottfried Heinrich tuvo problemas para embarcar con unas raquetas de tenis y acabaron por impedirle volar. Denunció la indefensión que se produce al desconocer la lista de objetos prohibidos y eso ha llevado a que casi tres años después por fin podamos conocerla.

En el Diario Oficial de la Unión Europea del 19 de agosto se hace pública (entre otras cosas) la lista de artículos prohibidos en el equipaje de mano de un avión (PDF, página 6) que, según informan todos los medios, acaba con la indefensión de los pasajeros. Pero… ¿acaba con ella? En mi opinión no cambia gran cosa.

Desde que se rumoreaba que se haría pública tenia mucha curiosidad por ver como lo hacían para enumerar todos los potenciales objetos peligrosos, sin dejarse ninguno fuera y al tiempo sin generalizar. Lo cierto es que es imposible.

Trípodes y monopies no están en la lista.

Así, si examinamos la famosa lista no encontraremos en ninguna parte referencia a trípodes o monopies. Pero no te confíes, eso no quiere decir que te los vayan a dejar pasar, porque el artículo 4.1.1 c) prohíbe concretamente “Cualquier objeto contundente que pueda provocar lesiones, como son:” y pasa a hacer una enumeración en la que se encuentran, entre otros, “palos y bastones, rígidos o flexibles (porras, cachiporras, bastones, etc.)”.

Lógicamente no se pueden enumerar todos los objetos contundentes posibles, pues la lista sería infinita. Pero la generalización “cualquier objeto contundente” deja a criterio del empleado de turno determinar que es y que no es contundente. Y, no nos engañemos, tanto un trípode como un monopie son muy contundentes.

Monopie WT1013

Además, queda claro que la enumeración no tiene ánimo de ser exhaustiva, pues las palabras “como son” indican que se trata tan sólo de ejemplos. Por otra parte el apartado de “palos y bastones” puede incluir de forma bastante clara a los monopies y se puede asimilar fácilmente a los trípodes, pero en cualquier caso, la enumeración no es finita al terminar con un etcétera.

Por lo tanto, la publicación de la lista de objetos prohibidos en realidad no aclara demasiado, pues ciertamente no podría hacerlo.

Ante la duda, mi consejo es siempre facturar el trípode o monopie y llevarlos en bodega donde están permitidos con total seguridad, pues bajo mi punto de vista, podrían impedir llevarlos en cabina con toda la razón, puesto que son contundentes. Del mismo modo que se pueden considerar contundentes las raquetas de Gottfried Heinrich.

Un comentario en “¿Puedo llevar el trípode en el equipaje de mano de un avión?

Deja un comentario