Canon EOS 7D

En la era de las cámaras analógicas, desde que cargábamos el carrete hasta que lo revelábamos no necesitábamos, ni podíamos, ver ningún resultado. Hoy, con las cámaras digitales, la pantalla TFT se ha convertido en un aliado imprescindible. Y no sólo para ver las fotos hechas, sino porque muchas de las opciones de configuración se hacen mediante menús en dichas pantallas. Si la pantalla se rompe, la cámara queda prácticamente inutilizada y, lamentablemente, con pantallas cada vez más grandes y más próximas a los bordes de la cámara, cada vez es más fácil que se pueda romper.

Es lo que le ocurrió a ImagoDigitalis en su Canon EOS 7D. Una desafortunada caída, desde poca altura acabó con la pantalla de la 7D rota. Y la bolsa en la que se encontraba la cámara fue incapaz de evitarlo. Con la pantalla de la cámara rota hay que empezar a barajar opciones de reparación:

  1. La primera opción, y la solución más evidente es acudir al servicio técnico oficial de Canon. En Serfoto aplicarán la tarifa plana de reparación que acostumbran a utilizar, de modo que cambiar la pantalla de la 7D, como cualquier reparación de una 7D, supone 516 euros, lo que viene a ser más de 1/3 del precio de la cámara nueva.
  2. Segunda opción: recurrir a otros servicios técnicos en busca de una tarifa más económica. Lamentablemente, Hispafoto y Pentaprisma dicen que no pueden reparar una Canon 7D, porque es muy nueva y no tienen piezas. En el momento de escribir este tutorial aún no habían contestado para dar un presupuesto. Realmente sorprendente.
  3. Tercera opción: la autoreparación. Aunque puede parecer arriesgado ponerse a desmontar un instrumento de precisión, lo cierto es que cambiar la pantalla de la 7D es relativamente sencillo, y tomando algunas precauciones no tiene porqué haber problemas, aunque confieso que yo no me habría atrevido, a pesar de haber desmontado multitud de cámaras y otros equipos electrónicos. Los recambios se pueden comprar directamente a Serfoto. Como ya habrás adivinado esta fue la alternativa elegida y en este tutorial te contamos, paso a paso, como cambiar la pantalla de una Canon EOS 7D.

Destornilladores de precisiónLa pantalla de la 7D tiene un precio de 205 euros y tardó 15 días en llegar (sabiendo eso es aún más sorprendente que un profesional diga no disponer de recambios que cualquier consumidor puede adquirir). Necesitaremos también unos destornilladores de precisión. En nuestro caso utilizamos los de la foto, que puedes comprar en DealExtreme por menos de 10 dólares (envío incluido) y que tienen las puntas más pequeñas que te puedas imaginar, y están pensados para desmontar cámaras, móviles y demás electrónica de precisión. Si acostumbras a desmontar este tipo de aparatos son una excelente inversión, si sólo es para la cámara, con un simple destornillador plano de relojero, y otro de estrella, de las medidas más pequeñas, tendrás suficiente.

Precauciones de seguridad

Para acabar el trabajo con garantías tomaremos algunas precauciones que eviten daños mayores a la cámara.

  • En primer lugar colocaremos una tela sobre la mesa para que no se raye la cámara ni la pantalla. En nuestro caso, como puedes ver en las fotos, unos viejos vaqueros cumplieron la función de protector.
  • Pulsera antiestáticaLa precaución más importante es conectarse a una toma de tierra para evitar descargas de electricidad estática que pueden quemar fácilmente algunos circuitos electrónicos. Hemos empleado una pulsera diseñada específicamente para esto, pero te servirá cualquier método que asegure conducción eléctrica entre tu piel y una toma de tierra. En cualquier caso procura evitar tocar los contactos eléctricos siempre que sea posible. Además de evitar descargas de electricidad estática los mantendrás limpios de la grasa natural de la piel.
  • Antes de empezar a desmontar nada, retira la batería de la cámara, y también la pequeña pila de botón que hay junto a ella, para dejar a la cámara completamente sin corriente.
  • Por último, recuerda proceder siempre con mucha paciencia y tranquilidad. Todo se desmonta con suavidad y sin necesidad de forzar nada.

Tornillos del ocular de la 7DAbriendo la tapa de la 7D

Para desmontar la Canon 7D, tendrás que retirar el marco del ocular, que dejará a la vista cuatro tornillos de estrella. Con el destornillador de precisión retíralos uno a uno y déjalos en un sitio seguro para que no se pierdan.

A continuación nos dirigimos a la parte inferior de la cámara, donde debes quitar otros tres tornillos. Guárdalos separados de los primeros.

Tornillos inferiores de la 7D

Tornillo trasero 7DUn último tornillo impide que se abra la tapa, pero está oculto tras la goma donde apoya el pulgar al sujetar la cámara por su empuñadura. Esta goma se levanta muy fácilmente con sólo introducir la uña en una de sus esquinas. Este tornillo es más largo y está más profundo que los otros, fija bien el destornillador y aflójalo con decisión.

Una vez retirados los tornillos, la tapa trasera se separa de la cámara, quedando unida a ella sólo por un conector. Para soltarlo, únicamente tienes que sujetar la placa del conector y tirar hacia arriba. Ya puedes apartar el cuerpo de la cámara y quedarte sólo con la tapa trasera, donde está la pantalla que tenemos que cambiar.

Desmontar Canon EOS 7D

Tapa trasera 7D

Desmontamos la pantalla de la 7D

Desmontar la pantalla de la 7DEn la foto puedes ver el circuito flexible que se sujeta tras la pantalla de la 7D. En el hay tres conectores: el de la botonera de la derecha de la cámara (A), el de la botonera de la izquierda (B), y el de la propia pantalla (C). El circuito flexible se sujeta a la base metálica únicamente mediante unos pequeños ganchos, y esa base es la que queda atornillada a la carcasa, sujetando a su vez la pantalla que está bajo ella.

Empezamos por desconectar la botonera izquierda (B), para lo que solamente tenemos que tirar del cable en dirección opuesta al conector. A continuación desconectamos la pantalla (C). Este conector lleva una lengüeta marrón abisagrada que tenemos que levantar. Basta con tirar un poco hacia arriba en el lado del cable y este quedará liberado.

Desconectar la pantalla

Retirar el soporte de la pantalla

 

Retiramos los cuatro tornillos del soporte metálico y, con un destornillador plano, hacemos palanca por la derecha para levantar el soporte sin mover la pantalla. Entre ambos hay una goma adhesiva, por lo que puede costar un poco separarlos. Una vez que el soporte esté inclinado, podemos desenganchar el circuito flexible y separar el soporte.

La pantalla queda a la vista

 

Ya tenemos acceso directo a la pantalla que, además, está desconectada. Para retirarla bastará con empujarla con firmeza desde el otro lado. La pantalla va pegada con una cinta adhesiva de doble cara, cuyos restos nos aseguraremos de limpiar bien de la carcasa de la 7D para que la nueva pantalla apoye perfectamente.

Instalando una pantalla nueva en la 7D

La cinta adhesiva podría cumplir ciertas funciones de estanqueidad, aunque por el material utilizado no lo parece. Lo mejor es reponerla, pero cono no disponíamos de ella, en nuestro caso no la hemos puesto.

Colocamos la pantalla en la carcasa (si es con cinta, quedará perfectamente sujeta a ella) y acercamos el soporte metálico a su posición por el lado del conector de la pantalla. Antes de terminar de bajarlo tenemos que fijar el circuito flexible a los ganchos del soporte. Una vez hecho ya podemos abatirlo hasta su posición y fijarlo con los cuatro tornillos.

Reponemos la pantalla y su soporte

Para conectar la pantalla apoyamos su cable sobre el conector, asegurándonos de alinearlo perfectamente, y volvemos a bajar la lengüeta marrón hasta que quede fijada. El conector de la botonera izquierda entrará a presión deslizándolo hacia el conector.

Conector de la pantallaConector de la botonera

 

 

 

 

 

Conectamos la parte trasera de la 7D

Volvemos a montar la 7D

Ya solo queda volver a montar la parte posterior de la cámara en su sitio. Fijamos el conector a presión y colocamos la tapa en su sitio.

 

Pantalla nueva en la 7D

 

 

 

 

Antes de poner los tornillos vamos a comprobar que funciona. Para ellos reponemos la pila de botón y la batería y encendemos la cámara. Si todo ha ido bien, la pantalla se encenderá y podremos ver sus menús.

 

 

Sólo resta reponer todos los tornillos en su sitio, empezando por el de debajo de la goma y la cámara estará lista para usarla.

Cerramos la 7D

La cámara reparada y las labores de reparación son de ImagoDigitalis, a quien agradezco la oportunidad de ver la operación, a corazón abierto, y de poder documentarla. No dejes de visitar su web y sus excelentes retratos. Desde Luces y Fotos únicamente lo he documentado para que pueda servir de ayuda a otros fotógrafos que se encuentren con el mismo problema.

En breve publicaré también el vídeo. Estate atento.

Safe Creative #1004296138293ACTUALIZADO: Vídeo del cambio de pantalla de la Canon 7D.

4 comentarios en “Cómo cambiar la pantalla de una Canon EOS 7D

  1. Chico, vaya documento, aunque yo no me veo tan manitas como para atreverme y no sé si Carmen lo haría 🙂

Deja un comentario