Máscara de enfoque

Como explicaba hace unos días, el filtro paso bajo de las cámaras digitales provoca una pérdida de definición en los bordes que percibimos como desenfoque. Para corregirlo, se emplean las llamadas máscaras de enfoque, cuyo objetivo tiene que ser actuar sobre el contraste de los bordes para tratar de restaurar la transición brusca que nos dará la sensación de imagen enfocada.

Puesto que es una operación que afecta, no al contraste global, sino a nivel de píxeles, es recomendable realizar el enfoque como último paso del proceso, cuando cualquier otra cosa que pueda alterar este contraste entre píxeles adyacentes ya se haya aplicado. Esto incluye especialmente el reescalado de la foto para su uso final. No necesita la misma máscara de enfoque una foto en tamaño original de 3.888 x 2.592 píxeles para imprimir a 75 x 50 cm, que su versión reducida a 900 x 600 para mostrar en la web.

De entre las opciones que ofrece Photoshop (en su versión CS3) para enfocar, descartaremos inmediatamente las denominadas Enfocar, Enfocar bordes y Enfocar más por la total falta de control que tenemos sobre ellas. El Enfoque suavizado permite, seleccionado el modo avanzado, diferenciar la cantidad de enfoque aplicado a las sombras y las luces pues por lo general en las sombras nos interesará que sea menor, puesto que hay menos detalle y más ruido. La Máscara de enfoque actúa por igual en toda la foto, permitiendo un control muy preciso de los parámetros que regulan el enfoque:

  • Cantidad: ajusta la cantidad de contraste que se añade
  • Radio: distancia en píxeles a los lados del borde a la que se aplica el aumento de contraste
  • Umbral: diferencia de brillo que debe haber entre dos píxeles adyacentes, para que se empiece a aplicar la máscara.

Cuando empecé a hacer fotografía en formato RAW, estuve experimentando con distinta fortuna con varias técnicas de enfoque. Durante un tiempo utilizaba diferente técnica dependiendo del tipo de foto, pues la que a unas le iba bien, en otras no me convencía. Máscara de enfoque, filtro paso alto, cambio a modo Lab…

Una vez que se sabe manejar la máscara de enfoque, es un buen método para las fotos con ISO bajo, pero tiende a acentuar demasiado el ruido por lo que cuando se sube el ISO deja de ser tan bueno. En esos casos las técnicas basadas en una capa con un filtro de paso alto pueden dar buen resultado, como también las basadas en la conversión al espacio de color Lab para atacar por separado a la luminancia o al color azul, que es donde suele concentrarse mayor cantidad de ruido.

Sin embargo, como menciono en las entradas sobre los espacios de color sRGB y AdobeRGB, no soy partidario de hacer más conversiones de espacios de color que las estrictamente necesarias, pues en cada conversión se producen redondeos que conllevan irremediablemente perdida de información.

Finalmente di con un método con el que, a lo largo de miles de fotos, no he encontrado una sola en la que falle. Básicamente la idea es hacer una preselección de los bordes, que es la parte de la imagen que nos interesa enfocar y dejar tal cual están las partes lisas o las partes fuera de la profundidad de campo. De este modo evitaremos acentuar el ruido en estas zonas y podremos aplicar una máscara de enfoque más agresiva donde realmente hace falta.

Una forma de ejecutar este método se refleja en las páginas de soporte de Adobe como Enfoque Selectivo y con alguna pequeña variación para adaptarlo a mi modo de trabajo, es el que vengo usando desde hace tiempo.

Además, desde las versiones 4.X de Camera RAW, es el mismo método que emplea internamente este plugin, gracias al trabajo de Bruce Fraiser. No obstante hay importantes diferencias entre usarlo en Camera RAW o hacerlo en Photoshop.

Deja un comentario