Pentax K-m blanca

En las gamas de cámaras compactas de todos los fabricantes proliferan los modelos de colores. Y además, según dicen, tienen bastante éxito, dándose el caso de que determinado color se vende muy bien en una zona, mientras que en otra, optan por otro diferente.

Sin embargo en las cámaras reflex, siempre más relacionadas con la fotografía profesional, el color predominante es el negro, si bien en los modelos de gama más baja se hacen algunas concesiones a tonos plateados y dorados.

La sorpresa la ha dado Pentax, que ha terminado el año presentando una versión limitada de su K-m en color blanco inmaculado. Incluso ha lanzado dos objetivos en el mismo tono para que vayan a juego. La Pentax K-m es una reflex de gama baja, cuyo público objetivo es precisamente el usuario de compactas que quiere evolucionar a un modelo mejor, de modo que no es tan descabellado pensar que puedan funcionar bien los mismos conceptos.

El blanco al fin y al cabo es un color neutro, pero si este modelo funciona yo me pregunto ¿vendrán después las reflex rojas, verdes, azules…?

Panasonic también parece querer experimentar con esta idea, pues aunque no es una cámara reflex al carecer del espejo, su G1, la primera micro cuatro tercios que se ha anunciado, se dirige al mismo tipo de público y se presentó en un llamativo color rojo.

Personalmente pienso que es un error introducir estos colores tan intensos en la carcasa de una cámara. Posiblemente cuando hagamos una foto de paisaje no tenga la menor importancia, pero con total seguridad influye mucho al hacer macrofotografía. Y es que la luz se reflejará en la cámara y teñirá la escena del color de su carcasa. Es algo que he tenido ocasión de comprobar probando los primeros modelos de colores fuertes que se lanzaron al mercado.

En realidad, siendo exigentes con el entorno, hasta la vestimenta del fotógrafo deberá ser un tonos neutro medio cuando fotografía de cerca, para evitar influir en la escena. Una simple camiseta blanca puede actuar de reflector y variar la luminosidad esperada.

Deja un comentario