Hace casi un año que se eliminó la prohibición de hacer fotos en las instalaciones de ADIF (antiguamente de RENFE) sin la preceptiva autorización. A raíz de aquella noticia, muchos se lamentaban de que en el Metro de Madrid no ocurriera lo mismo.

Mi sorpresa ha sido descubrir que en realidad no existe tal prohibición… o al menos no existe desde hace ¡¡25 años!! Visitando hoy la web de la Asociación de Amigos del metro de Madrid, Andén 1, he encontrado un reciente comunicado en el que informan del 25 aniversario de la circular que suprimió la prohibición de hacer fotos.

En realidad ya me había llamado la atención que en ningún lugar del Reglamento de Viajeros u otras normas accesorias, se mencionara tal prohibición, pero desconocia la existencia de tal circular.

Sin embargo, tal y como ellos mismos se lamentan, no parece que los empleados del Metro, estén muy bien informados, pues es habitual el impedir hacer fotos, y como siempre, alegando razones de seguridad.

En realidad más o menos es lo que sigue ocurriendo en ADIF, que a pesar de que su circular es mucho más reciente algunos empleados siguen poniendo dificultades.

Sin más, os dejo con el comunicado de Andén 1 que, cumpliendo con su licencia, publico íntegramente sin modificación alguna.

25 años de -libertad- fotográfica

El 2 de febrero de 1984, la Compañía Metropolitano de Madrid emitió una circular en la que se autorizaba expresamente la realización de fotografías en las instalaciones de la Red, a las que puedan tener acceso los viajeros. Hoy se cumplen por lo tanto 25 años de este escrito, que permite a los usuarios fotografiar libremente las estaciones y los trenes del metro.

Desde esa fecha, Metro no ha emitido ninguna otra circular relacionada con este asunto. La autorización por tanto no ha sido derogada y sigue vigente hoy en día. Así es admitido desde el departamento de Relaciones Externas de la compañía, que reconoce que no es necesario expedir ningún permiso previo a la toma de fotografías por parte de los particulares.

La realidad sin embargo es bien distinta. Los aficionados se encuentran con serias dificultades para poder tomar fotografías, tanto por la actitud del personal de las empresas de seguridad, como por la de una parte del propio personal de Metro, que aseguran que está terminantemente prohibido hacer fotografías en las instalaciones de la red, contradiciendo así la circular vigente y las indicaciones procedentes de la compañía.

Ante estas situaciones, los aficionados a la fotografía se sienten tratados como delincuentes, casi como si sus cámaras fueran armas de fuego, generándose incómodas e innecesarias situaciones de tensión con el personal que no permite el uso de las mismas, alegando cuestiones de seguridad.

Andén 1 considera que esta problema debe solucionarse con urgencia. Metro debe informar correctamente a su personal y al de las contratas de seguridad para que estén al corriente de que la toma de fotografías está expresamente permitida y que la realización de esta actividad no supone ningún peligro para sus instalaciones, su personal o sus usuarios. La Asociación de amigos del metro, propone a la compañía que emita una nueva circular que incida en los valores que promovía la anterior de 1984, de forma que sacar una cámara de fotos en una estación no sea visto como un peligro que no es.

La Asociación de amigos del metro anima a Metro de Madrid a que siga el ejemplo de Metro de Bilbao, que en febrero de 2006 emitió una comunicación interna en la que informaba a su personal que a partir de esa fecha no es necesario que los y las cientes dispongan de autorización para la realización de fotografías y vídeos domésticos en sus instalaciones, reconociendo la atracción estética de las mismas y el interés
que puedan tener los ciudadanos de tener un recuerdo de su visita.

Andén 1 recuerda que la toma de fotografías por parte de particulares está permitida siempre que el desarrollo de la actividad no suponga molestias a los viajeros ni alteraciones del normal funcionamiento del servicio. Sí debe pedirse un permiso previo a Metro si el aficionado necesita la utilización de accesorios como trípode o flash, o si las fotografías van destinadas a ilustrar publicaciones o para usos comerciales. Asimismo, confía en que los encontronazos entre el personal y los aficionados dejen de producirse, estableciéndose un entorno de colaboración y respeto mutuo.

02 de Febrero de 2009

En realidad, no es Madrid quien tiene que imitar a Bilbao, sino que ha sido Bilbao quien ha seguido los pasos de Madrid 22 años después. Pero no estaría mal que, de vez en cuando, emitieran circulares “recordatorio” para asegurarse de que todo el mundo las conoce.

Y aprovechando que hablo de Andén 1, aunque no tiene nada que ver con el tema fotográfico, no puedo dejar de recomendar que descargueis su plano de transportes integrado, en el que han mantenido la estética del antiguo plano del Metro y han añadido todas las nuevas estaciones, el Metro Ligero, el Tranvía y las líneas de RENFE. Sencillamente perfecto.