Cámara sumergibleEn el catálogo de Canon, se echaba de menos un modelo cámara sumergible que otras compañías como Olympus, Ricoh o Pentax si que tenían, pues aunque Canon cuenta con un amplio surtido de carcasas sumarinas para sus cámaras, carecian de un modelo sumergible sin carcasa.

Ahora Canon también apuesta por este segmento, y entra por la puerta grande con un cámara muy bien pensada, pues el hecho de que sea sumergible y resistente a golpes presupone un uso diferente al habitual de una compacta y, por lo tanto, unos requisitos diferentes.

Los pocos minutos que tuve la Canon PowerShot D10 en mis manos durante la presentación de la Colección de Primavera de Canon fueron suficientes para apreciar que no se han limitado a hacer una cámara estanca, sino que se ha tenido muy en cuenta las formas en que se va a usar esa cámara.

Cámara todoterrenoEn las cuatro esquinas encontramos unos anclajes metálicos de tipo bayoneta, que sirven para colocar las diferentes correas de sujeción. La clásica correa de muñeca (que también se puede usar) sería poco útil cuando buceamos, escalamos o esquiamos, de modo que se puede optar por otras tres correas específicas: para el hombro, para el cuello, o con un mosquetón para asegurarla al arnés.

Y es que la PowerShot D10, además de ser una cámara sumergible hasta 10 metros de profundidad, también es resistente a caídas desde 1,22 metros y, muy importante, aguanta temperaturas de hasta 10 grados bajo cero, algo que Canon no garantiza ni siquiera para las robustas reflex profesionales de la gama EOS 1D.

Canon PowerShor D10Esto hace de la PowerShot D10 una cámara ideal para su uso en cualquier deporte, incluyendo los más exigentes, como el alpinismo, donde se puede ver sometida a golpes, bajas temperaturas, polvo, lluvia y nieve.

La Canon PowerShot D10 tiene una resolución de 12,1 megapíxeles y el procesador Digic 4 que le permite incorporar las últimas tecnologías de Canon, como el modo de escena automático (Smart Auto), que ajusta la cámara automáticamente en función de la foto que vayamos a hacer, o los más habituales de detección de caras, parpadeos, etc. El zoom es de 3x, con un rango focal equivalente a 35-105 mm y cuenta con estabilizador óptico de imagen.

Canon PowerShot D10La pantalla mide 2,5 pulgadas de diagonal y lleva una cubierta de 2 mm de grosor para protegerla mejor. Según Canon, su alta luminosidad está pensada para poder utilizarlas incluso en las condiciones de sol más intenso, como en la playa o en pistas de esquí.

La PowerShot D10 se puede adquirir en tres kits con distintos accesorios: con un estuche flexible, con un juego de carcasas intercambiables de distintos colores, o con el juego de correas que ya hemos mencionado.

Canon PowerShot D10

En el lado negativo, hay que decir que los botones de control del menú, parecen (a falta de probarlos en condiciones de uso real) demasiado pequeños y juntos como para poder utilizarlos adecuadamente con unos guantes de neopreno o de alpinismo, no obstante los principales están más separados y son de mayor tamaño, por lo que hacer la foto no debería ser problema siempre que no queramos cambiar ninguna configuración. Además es más voluminosa que algunos modelos, también sumergibles, de otros fabricantes, que pueden resultar más adecuados para guardar cómodamente debajo del neopreno o en el bolsillo de un pantalón.

Canon PowerShot D10Por otra parte, tratándose de una cámara pensada para deportes de aventura, habría sido más que conveniente, extender el angular hasta los 28 mm, lo que nos permitiría capturar mayor extensión en nuestras fotos de paisaje.

3 comentarios en “Cámara sumergible Canon PowerShot D10

Deja un comentario