ricoh cx1Recientemente Ricoh ha anunciado su nuevo modelo Ricoh CX1, que utiliza un sensor CMOS de alta velocidad capaz de hacer hasta 120 fotos por segundo dependiendo del modo de disparo. Pero, más allá de la velocidad pura y dura, esto permite unas nuevas posibilidades que mejoran otras características de la cámara, incluyendo su rango dinámico y su sistema de enfoque.

Seguramente una de las funciones más llamativas y útiles de la Ricoh CX1 sea la ampliación del rango dinámico (el espacio entre la luz más brillante y la sombra más oscura) hasta los 12 EV, cuando la gran mayoría de cámaras del mercado se mueven entre 8 y 9 EV. Para lograrlo, la Ricoh CX1 hace una especie de HDR instantáneo, pues toma dos fotografías a muy alta velocidad y con diferente exposición y combina en un sólo archivo de salida los píxeles mejor expuestos de cada una de ellas.

En la práctica es algo muy similar a lo que Guillermo Luijk hace con su programa Zero Noise, pero sin necesidad de procesado posterior ni precauciones especiales a la hora de hacer la foto, como el uso de trípode.

Otra función que se aprovecha de la alta velocidad es el modo de enfoque a múltiples puntos. En este caso la cámara ajusta automáticamente el foco a siete distancias diferentes, disparando siete fotos y cambiando el motor de enfoque del objetivo a cada uno de los puntos elegidos.

En este caso la Ricoh CX1 no combina las siete imágenes en una sola foto con mayor profundidad de campo, sino que graba todas ellas en un archivo especial MP (.MPO) del cual se pueden extraer posteriormente los JPG individuales. Al manos en teoría, si seria posible realizar a posteriori la combinación de los siete archivos para lograr una imagen con toda la escena a foco, para lo cual habría que emplear una técnica similar al degradado neutro digital, pero con fotos con diferente foco en lugar de diferente exposición.

Lógicamente las funciones que dependen directamente de la velocidad también se han visto mejoradas. Así dispone de un modo de disparo continuo M plus que permite almacenar las 15 o 30 imágenes que se hayan tomado durante el segundo o dos segundos anteriores a la retirada del dedo del botón de disparo, asegurando así que un momento inesperado queda fotografiado. En este caso se reduce la resolución de los 9 megapíxeles nativos a sólo 2, y se graban en un sólo archivo MP.

Por último dispone de un disparo continuo de alta velocidad capaz de registrar hasta 120 imágenes por segundo durante un segundo, o bien 60 imágenes por segundo durante dos segundos al reducir la resolución a tamaño VGA (640 x 480 píxeles = 0,3 megapíxel).
En cambio, cuando se utilizan los 9 megapíxeles disponibles, la velocidad de disparo en ráfaga queda en cuatro fotos por segundo.

ricoh cx1La alta velocidad no lo es todo

Dejando a un lado las prestaciones relacionadas con la velocidad, la Ricoh CX1 monta un objetivo zoom equivalente a 28-200 mm (7,1 X), el procesador Smooth Imagine Engine IV y una pantalla TFT de tres pulgadas.

Otra de sus funciones novedosas es la posibilidad de hacer un balance de blancos múltiple en escenas donde se mezclan diferentes tipos de luz, como pueden ser aquellas en las que una parte esta al sol y otra en sombra, o las que mezclan el flash y la luz natural (o luz fluorescente, etc.). Con esta función el balance de blancos se ajusta por separado para cada área de la imagen, lo que permite equilibrar mejor el color.

También incluye un nivel electrónico con sensor de aceleración que, hasta ahora, sólo Nikon había introducido en algunos de sus modelos de reflex digital.

Deja un comentario