FujiFilm está dispuesta a evolucionar las cámaras digitales hasta el punto de cambiar el modo en que incluso nos planteamos las fotos. Durante la reciente PMA en Las Vegas, ha presentado sus novedades que hoy ha traído a Madrid, coincidiendo con el 20 aniversario de la firma en España. Entre estas novedades hay dos que pueden suponer un cambio radical en la fotografía: por una parte una cámara capaz de hacer fotografías en 3D, así como un marco digital y un sistema de impresión en papel capaces de mostrarlas. Por otra, el sensor SuperCCD EXR que puede adaptarse a la escena fotografiada para ofrecer alta resolución, alta sensibilidad con poco ruido, o alto rango dinámico.

La cámara en 3D aún se encuentra en fase de prototipo, pero está previsto que a finales de año ya pueda estar a la venta en Japón. A España aún no se sabe cuando llegará, pero habrá que esperar algunos años.

Se trata de una cámara en la que se han incorporado un sistema duplicado y gemelo de captura de imágenes: dos sensores y dos ópticas que tienen una separación similar a la de nuestros ojos. El procesador se encarga de sincronizar ambos sistemas para que hagan la misma foto (o vídeo) en el mismo momento, que después, gracias a un visor TFT especial, podremos ver en tres dimensiones sin necesidad de gafas especiales. El resultado es bastante espectacular y el efecto 3D se ha logrado bastante bien, especialmente en las fotos, pues en el vídeo parece notarse menos.

SuperCCD EXREl sensor SuperCCD EXR utiliza un nuevo patrón del filtro de color en el que los rojos, verdes y azules se alinean en diagonal, colocándose juntos de dos en dos, en el caso del rojo y el azul y en una línea continua en el verde. De este modo, dependiendo de las condiciones de la escena se puede elegir la forma de agrupar la información de los subpíxeles. En una escena con luz abundante y uniforme, el sensor funcionará normalmente, ofreciendo 12 megapíxeles de resolución, es el modo HR (alta resolución). Si la luz desciende, la cámara puede pasar al modo SN (alta sensibilidad y bajo ruido) en el que los píxeles se combinan de dos en dos por parejas del mismo color. El resultado es como si los píxeles fuesen del doble de tamaño, por lo que el nivel de ruido desciende, a cambio de tener una foto de 6 megapíxeles. Por último, en escenas muy contrastadas el sensor se desdobla y se comporta como si fueran dos sensores tomando dos fotos simultaneas con diferente exposición. Cada pareja de píxeles adyacentes formará parte de uno de los dos “sensores virtuales” con matriz de Bayer, de manera que se captarán dos fotos que serán automáticamente combinadas para darnos un archivo de 6 megapíxeles con la parte mejor expuesta de cada uno. Es el modo DR de amplio rango dinámico.

SuperCCD EXREl resultado es que cuando estemos ante una escena muy contratada ya no será necesario medir en la luz y en la sombra y tratar de equilibrar la toma, ni se necesitarán filtros degradados para fotografiar un atardecer, ni tampoco horas de edición en el ordenador. La cámara lo hará todo.

De momento el SuperCCD EXR sólo lo monta una cámara compacta, la FinePix F200 EXR que sólo puede disparar en JPEG. Sin embargo, FujiFilm tiene previsto incorporarlo en la gama S de cámaras puente y, quien sabe si en el futuro en una reflex que sustituya a la S5. Desde luego el objetivo es dejar de fabricar dos tipos de sensores (HR y SR) como hacían hasta ahora, para poder disponer de uno sólo que cubra las prestaciones de ambos.

Deja un comentario