VerteXEstamos en pleno boom de uso del flash, gracias a David Hobby y su conocido Strobist. Si antes la mayoría de aficionados se conformaban con el flash integrado, ahora es cada vez más frecuente que se tengan dos o más flashes externos, además de difusores, geles y un largo etcétera de accesorios. Un accesorio poco común y que me ha llamado mucho la atención es el PRESSlite VerteX, que permite jugar con la dirección de la luz de un flash compacto para desviarla hacia donde quieras, pudiendo incluso dividirla en dos haces.

PRESSlite VerteX es una especie de cabezal que se coloca sobre el proyector del flash y que tiene dos paneles orientables por separado en múltiples posiciones. Combinando diferentes orientaciones para cada panel podremos simular la presencia de dos luces, cuando realmente sólo contemos con un pequeño flash compacto.

Incluso cuando sólo necesitemos una luz, nos puede permitir un mayor control de su dirección o el ensanchamiento del haz, otorgando nuevas prestaciones a los flashes, especialmente a aquellos que no cuentan con un buen control de giro e inclinación, y permitiendo iluminar grandes áreas para fotografiar con gran angular.

Además, cada panel tiene una de sus caras de color blanco y la otra de espejo, lo que permite también jugar con la dureza de la luz.

En la web de PRESSlite hay una demo en 3D donde se indican, para cada configuración, los porcentajes de luz que se dirigen a cada dirección, y podremos ver la versatilidad que llega a ofrecer este pequeño accesorio.

VerteX será especialmente útil al fotografiar en interiores, pues podremos aprovechar la doble reflexión de la luz, primero en los espejos del accesorio para desviarla hacia los lados o el techo y luego en las paredes, o el techo de la habitación. En cambio en exteriores, su utilidad se reduce mucho más, aunque mejora la versatilidad de la tarjeta blanca reflectora que incluyen algunos flashes.

En España lo venden a través de eBay por unos 47 euros (envío incluido), lo que me resulta algo caro para lo que es el accesorio. Sin embargo, si usas mucho el flash en interiores, y necesitas mayor control de la luz, puede merecer la pena la inversión.

Deja un comentario