Tras el revuelo causado por las abusivas cláusulas que Adobe había incluido en las condiciones de uso de Photoshop Express, la compañía ha decidido cambiar los puntos conflictivos y el día 3 ha publicado las nuevas condiciones que entrarán en vigor el 10 de abril, dando así un plazo para que quien no esté de acuerdo pueda darse de baja del servicio.

En concreto, donde se autorizaba por defecto a todos los usuarios a utilizar el material publicado por los demás, ahora empieza por explicar que uno de los objetivos del servicio es facilitar el compartir imágenes con otros usuarios. El apartado 8, que ahora ha pasado a ser el 6, y que era la mayor fuente de quejas, aclara el significado de los términos, e indica que los derechos que Adobe de reserva lo hace para garantizar el funcionamiento del servicio, pero sigue reservándose un derecho mundial, libre de cargas, no exclusivo y sublicenciable, para usar, reproducir y modificar, las imágenes de cualquier usuario. Pero eso si, sólo con el propósito del funcionamiento del servicio.

Estas condiciones son extensibles a TODO el contenido que se suba a la galería (antes sólo a la parte que se compartía), y para las imágenes compartidas, se reservan derechos adicionales, como distribuirlo, publicarlo y mostrarlo, entendido como condiciones necesarias para el hecho de hacer publica una galería y compartirla con otros usuarios.

Es interesante que se aclara expresamente que Adobe no tiene ningún derecho a vender tus imágenes, y que puedes retirar todos estos derechos simplemente retirando las fotos de la galería. Anteriormente los derechos que se reservaban eran irrevocables e incluían la venta de las imágenes a terceros.

También hay que destacar que mientras que antes, el artículo 5 despojaba de derechos a las imágenes, de cara a otros usuarios “salvo que se indicase lo contrario”, ahora desaparece la posibilidad de excepción, por lo que cualquier fotografía publicada en las galería de Photoshop Express pasa automáticamente a perder el copyright, y se autoriza a cualquier usuario a usarla para fines personales siempre que: no se vendan, no se modifiquen, no se suprima ninguna marca de copyright o texto sobre la imagen y se incluye un enlace a Photoshop Express (no necesariamente a la galería del autor) cuando se publiquen en la red.

En definitiva, por una parte se han mejorado las condiciones, pero por otra se han empeorado. Una cosa es alguien quiera mostrar sus fotos en una galería online, y otra muy distinta que tenga que verse obligado a compartirlas bajo una licencia similar a la Cretive Commons (similar, porque en ningún momento se hace referencia a CC) si el autor prefiere mantener el copyright. La licencia de uso debería ser potestad exclusiva de cada autor. No siendo así, Adobe, automáticamente excluye a todos los usuarios que elijan el copyright, pues la única alternativa que les ofrece es retirar las fotos.

Al menos ahora cuando las retiras, revocas los derechos otorgados a Adobe.

Otros artículos de esta serie:

  1. Photoshop Express, o como regalar tus fotos a Adobe
  2. Cambian las condiciones de Photoshop Express

Deja un comentario