Desde el día 1 de abril de 2008, ADIF ya no exigirá disponer de un carnet específico que autorice la toma de fotografías. Parece que la pequeña prueba que hicieron en altavelocidad.org, y por la que obtuvieron un permiso a nombre de un terrorista, ha dado sus frutos, y ha servido para abrir los ojos de alguien en ADIF y que se dieran cuenta de lo absurdo de tal medida, al menos tal y como estaba implementada.

Con la retirada de esta exigencia, es de esperar que se hayan enviado las instrucciones adecuadas a sus servicios de seguridad para que sepan que ya no esta prohibido hacer fotos (sin autorización). No obstante, y como medida de precaución, no estaría de más llevar impresa la página de ADIF donde informan de la Supresión de la necesidad de carnet para aficionados. Pues en realidad antes, incluso llevando el carnet, podía haber algún que otro problema debido al desconocimiento de los empleados de seguridad.

Se mantiene, no obstante y como es lógico, la prohibición en zonas que afecten al servicio normal o en las que no sean de acceso público.

Esta exclusión de autorización es sólo para aficionados, permaneciendo la necesidad de solicitar permiso específico en caso de realizar trabajos profesionales. Esto podría llegar a suponer también algún pequeño conflicto si los vigilantes entienden que alguien que lleva un equipo reflex con varios objetivos y trípode no puede ser un aficionado, como ya se han dado casos en otros lugares. Esperemos que no sea así y que a partir de ahora se facilite algo tan simple como hacer una foto a un tren.

Otros artículos de esta serie:

  1. El carnet de RENFE/ADIF y la seguridad
  2. Ya se pueden fotografiar trenes sin carnet
  3. Seguridad de ADIF sigue sin enterarse

Deja un comentario