Esta semana se han presentado los resultados del tercer Observatorio de Tendencias Nokia, unas encuestas, que hace el fabricante de móviles para ver que usos les dan los jóvenes (entre 15 y 35 años) y que es lo que quieren en un móvil.

Aparte de otras conclusiones, en el estudio se muestra que el 80% de los encuestados utilizan el móvil para hacer fotografías. Lo curioso es que, precisamente, fue un directivo de Nokia el que dijo hace meses (lamentablemente no recuerdo quien, ni he conseguido encontrar la cita exacta) algo así como que para hacer fotos son las cámaras, y con los móviles sólo “se capturan imágenes”.

No se si es que no habrán informado a la empresa que les hace el estudio de que eso que hacen los encuestados no son fotos, o si es que en Nokia habrán cambiado de opinión, y ahora ya si son fotos. En cualquier caso lo cierto es que los teléfonos están inmersos en una guerra por mejorar sus prestaciones en el campo de la imagen y parecen haber sucedido en esta guerra a las propias cámaras. Así, si algunos fabricantes de cámaras ya han empezado a decir que no tiene sentido seguir aumentando los megapíxeles (por fin) sin mejorar otras características, en los móviles ya podemos encontrar modelos de 8 megapíxeles, como el Nokia N86, y hasta de 12, como el reciente Samsung Pixon12.

Nokia N86

Y aunque en algunos también se ha trabajado en mejorar la óptica, lamentablemente el tamaño de sus sensores es aun más reducido que el más pequeño de una compacta, de manera que por muchos megapíxeles que se pongan, el ruido será escandaloso.

Si los usuarios de móviles de última generación son tan aficionados a hacer fotos, ¿no sería mejor una cámara con móvil que un móvil con cámara? Al fin y al cabo, estoy seguro de que es mucho más fácil integrar un modulo de un buen móvil en una buena cámara compacta, que integrar una buena compacta en un móvil.

Igual algún día vemos una Nikon, o una Canon, con móvil…

Deja un comentario