Hace unos días comentaba las diferencias básicas entre AdobeRGB y sRGB, y como afectaban a la hora de ver una imagen en pantalla. Pero antes de llegar a mostrarse terminadas las fotos tienen que pasar por el revelado del RAW (si siempre disparas en JPG puedes dejar de leer desde aquí y empezar a leer sobre las ventajas de usar RAW y cuando te hayas convencido, vuelve). En el proceso de revelado podemos optar por varios espacios de color y conviene conocer las diferencias e implicaciones de la elección.

Seguramente los programas más empleados para revelar sean Lightroom y Photoshop con el plugin Camera RAW. En ambos el espacio de color interno de trabajo no es ni sRGB, ni AdobeRGB, sino ProPhoto RGB, que es más amplio que cualquiera de los dos. Y no sólo porque contenga colores más lejanos, sino porque utiliza 16 bits para representarlos, en lugar de ocho, de manera que puede describir más de 281 billones de colores frente a los 16,7 millones que caben en AdobeRGB o sRGB.

Supongamos que estamos procesando una foto para la Web. Por lo tanto sabemos (como dijimos en la primera parte) que el resultado final tiene que ser sRGB por imperativo del medio. Si configuramos Camera RAW (basaré todos los ejemplos en el) para procesar en sRGB, el programa trabajará internamente en ProPhoto RGB, y realizará una conversión para dar el resultado en sRGB cuando decidimos abrir en Photoshop o grabar a fichero.

También podemos configurarlo para que trabaje en ProPhoto RGB, entonces Camera RAW no hará ninguna conversión de espacio de color, y grabara el fichero o lo mandará a Photoshop en ProPhoto RGB, dejando que seamos nosotros, al acabar, quienes convirtamos el espacio a sRGB. Nuevamente una conversión.

Pero ¿y si lo configuramos en AdobeRGB como se recomienda en algunos libros? En ese caso se producen dos conversiones, una de ProPhoto RGB a AdobeRGB, que hace Camera RAW; y otra, que tenemos que hacer nosotros en Photoshop, de AdobeRGB a sRGB. El problema es que en cada conversión se puede perder información de color, porque en cada paso hay que aproximar los colores que no existen a otros que si existan. Por lo tanto el primer consejo es trabajar en ProPhoto RGB o bien en el espacio de destino.

Si después vamos a revelar una foto para mandar a imprimir en el laboratorio, seguramente queramos que el resultado esté en AdobeRGB, así que podemos revelar en este espacio o en ProPhoto RGB. Si hemos configurado Camera RAW para trabajar en sRGB para la Web, tendremos que recordar cambiarlo, pues en caso contrario nos faltará gama, de modo que lo más prudente es usar siempre ProPhoto RGB durante el revelado, siendo conscientes de que obligatoriamente se va a producir una conversión de espacio de color, pero vamos a limitarlo a solamente una.

A continuación pongo unas capturas (para que no pesen mucho quizás un poco pasadas de compresión) de Camera RAW procesando una foto en la que se puede apreciar algunas diferencias de gama cromática según se elija uno u otro espacio.

¿AdobeRGB o sRGB? (II)En la primera imagen no he seleccionado la casilla Highlights para que se vea el aspecto de la foto. Si te fijas está un poquito quemada, el valor correcto de Exposición para no quemar ningún píxel seria +0,5, pero lo he subido hasta +1,25 para que se vea todo más claramente. Aun así, la foto podría pasar por buena, con algún píxel quemado.

¿AdobeRGB o sRGB? (II)La segunda imagen es un GIF animado en el que cada cuatro segundos cambia el espacio de color. He marcado Highlights y resalto con elipses magentas lo que quiero que te fijes: la exposición, que no va a variar en ninguna foto; la parte derecha del histograma; y el espacio de color. Primero el espacio es ProPhoto RGB y en el histograma vemos que se queman un poquito los rojos. En la foto se ve en rojo que píxeles son los quemados. Unos cuantos, pero nada grave. A continuación paso a AdobeRGB y automáticamente vemos como todo el histograma se desplaza a la derecha. Los rojos se queman más y aparecen puntos saturados por más sitios. Después va ColorMatch y los rojos se queman más todavía. Por último, con sRGB, el histograma ya está clarísimamente pasado y toda la foto está quemada. Sin duda es el peor de los espacios de color.

En este caso se nota con los rojos, porque son los que están más próximos al extremo derecho, pero fijaros que al pasar de ProPhoto RGB a Adobe RGB, también se desplazan a la derecha los azules y los verdes. En una foto de una pradera los quemados serían los verdes y en un cielo azul, se quemarían los azules.

En la tercera parte veremos como y cuando convertir los espacios de color una vez que la foto está revelada y estamos trabajándola en Photoshop.

Otros artículos de esta serie:

  1. ¿AdobeRGB o sRGB? (I)
  2. ¿AdobeRGB o sRGB? (II)
  3. ¿AdobeRGB o sRGB? (yIII)