Pelicula InstaxSi te paras a pensar en el futuro de la fotografía química, es posible que lo veas bastante “subexpuesto”. Generalmente la opinión de la mayoría cuando se toca este tema es que sobrevivirán las películas profesionales más exquisitas, y quizás las de blanco y negro, por aquello de la facilidad para revelar en casa. Pero los productos de consumo, parecen estar abocados a la desaparición inmediata, desplazados por las cámaras digitales y, en muchos casos, por los teléfonos móviles, que permiten la inmediatez de resultados que ninguna química ha tenido (hasta las Polaroid tardaban unos segundos en poder verse) y una facilidad para compartirlas desconocida hasta ahora. Hoy en día coges el móvil, haces una foto, la subes a tu red social preferida directamente, y medio minuto más tarde la están viendo todos tus amigos aunque estén en la otra punta del globo.

Sin embargo los fabricantes no dejan de sorprendernos. Si hace unos días Kodak anunciaba el final de la Kodacrome, una de esas películas que encajaría perfectamente en la primera categoría, el martes Fujifilm se descolgó con el anuncio de una nueva cámara instantánea al estilo de las viejas Polaroid.

Se trata de la Instax 210, una cámara que utiliza película Instax que el fabricante calificar como “de calidad profesional”. Según parece el funcionamiento es diferente al de la Polaroid de toda la vida y ofrece “blancos muy luminosos, negros profundos y colores vivos”. En cuanto a la cámara tiene un objetivo de focal fija de 95 mm y diafragma también fijo a f14. Teniendo en cuenta que la película mide 99 x 62 mm, equivaldría a unos 36 mm en una cámara de paso universal.

En un LCD muestra el contador de película y la distancia a la que ha enfocado (no la distancia focal como dice la nota de prensa y en algún medio han copiado tal cual, puesto que esta es siempre de 95 mm).

La película es de ISO 800, puesto que con un diafragma tan cerrado usar menos sensibilidad sería un problema y se vende en “carretes” de 10 exposiciones. Con un juego de 4 pilas alcalinas AA con las que se alimenta la cámara se pueden hacer hasta 10 de estos carretes, es decir 100 fotos.

Fujifilm Instax 210No hay que perder de vista su peso: 650 gramos sin pilas, película, ni correa; ni su tamaño: 18 x 9,5 x 12 cm, que supone el mismo volumen que, por ejemplo, una Canon EOS 1Ds Mark III (eso si, la EOS sin objetivo).

Ahora queda por ver que grado de aceptación tendrá a estas alturas una cámara “instantánea”, o si con la llegada del mundo digital se ha convertido en algo demasiado lento.