Un submarinista encontró una cámara Olympus Tough sumergida en el fondo del Océano Indico y, aunque tenía restos de óxido, aún conservaba intacta la tarjeta.

Las cámaras todoterreno están diseñadas para poder funcionar debajo del agua… pero con ciertos límites. Normalmente ninguna cámara de este estilo aguanta más de 10 metros de inmersión, y es habitual que también haya limitaciones de tiempo, por lo que pensar en que una cámara encontrada en el fondo del mar sirva para algo puede sonar inocente. En concreto, la cámara de esta historia parece ser una Olympus Touch TG-810, en cuyo caso el fabricante garantiza su funcionamiento hasta 10 metros de profundidad, según la norma IPX8.

Olympus Touch TG-810 perdidaSin embargo, Mario N., el buceador alemán que se encontró la cámara de la foto decidió sacarla a la superficie e indagar en su tarjeta. Sorprendentemente, aunque había algunos restos de óxido en el interior, la tarjeta funcionaba perfectamente, por lo que pudo recuperar las fotos que contenía y subirlas a Facebook para tratar de encontrar a sus propietarios.

Y, en efecto, los encontró, se trababa de una pareja finlandesa que tres meses antes había perdido la cámara mientras hacían snorkel en las Maldivas en su luna de miel, y que pudieron recuperar las más de 500 fotografías que ya daban por perdidas.

2 comentarios en “Recuperan la tarjeta de una cámara después de tres meses en el mar

Deja un comentario