Sony_DSC-QX100_DSC-QX10

La materialización de los “objetivos” Sony QX en IFA 2013 puede suponer, más que la creación de un nuevo concepto revolucionario, el último coletazo del segmento de las cámaras compactas que, acosadas por los smartphones, siguen perdiendo su cuota de mercado.

Hace bastante tiempo que se empezó a ver el concepto de “objetivos” Wi-Fi para smartphones y ahora por fin se hacen realidad. El entrecomillado se debe a que, en realidad, y a pesar de su aspecto cilíndrico, se asemejan más a una cámara que a un objetivo, aunque se han dado en denominar así. Tienen la óptica, sí, pero también el sensor, el procesador, la batería, la conexión Wi-Fi… De hecho sólo les falta la pantalla y la botonera para ser una cámara convencional, y esa parte es la que dejan en manos del smartphone en un intento de crear una simbiosis que empareje su evolución, en una especie de proclama conocida: “si no puedes a tu enemigo, únete a él”.

La Sony DSC QX100 tiene un sensor de una pulgada y un zoom equivalente a 28-100 mm.

La Sony DSC QX100 tiene un sensor de una pulgada y un zoom equivalente a 28-100 mm.

Y es que los smartphones se han convertido en una especie de “asesinos” de productos tecnológicos que aniquilaron a las viejas agendas digitales (y de papel), prácticamente han hecho lo mismo con los despertadores y los reproductores de audio, y van camino de acabar con las cámaras compactas, algo que parecía impensable cuando hace algo más de una década aparecieron los primeros móviles con cámara VGA y una calidad bastante deplorable.

Hace un año, según informaba El País, la caída de ventas de cámaras compactas en España alcanzaba el 25% en la gama baja, la más afectada por el “asesino telefónico”. Esta polarización en la gama ha hecho que los fabricantes centren sus esfuerzos en aquellos usuarios a los que el smartphone les sigue pareciendo poco, y desarrollen compactas de gama alta para usuarios exigentes. Pero esa gama es muy minoritaria y no puede compensar los ingresos perdidos en la gama baja.

La Sony DSC QX10 se fabrica en negro, y también en blanco

La Sony DSC QX10 se fabrica en negro, y también en blanco

La siguiente estrategia pasa por la imitación, de modo que en las cámaras empiezan a proliferar los filtros al estilo Instagram, y las ayudas para compartir en redes sociales. Canon incluso se atrevió con la PowerShot N, un modelo de diseño cuadrado que busca incentivar la creatividad, y del que recientemente se ha lanzado una edición limitada “Facebook ready” con un botón para compartir en la conocida red social.

Pero a pesar de los esfuerzos, para el usuario que no necesita (o no valora) la calidad de un sensor mayor, o las posibilidades de controles dedicados y hasta manuales es difícil justificar la necesidad de cargar con una cámara, además de con el teléfono, para hacer las mismas instantáneas… A menos que se ofrezca algo radicalmente diferente.

Sony Cyber-Shot QX

El intento de Sony con su nueva gama Cyber-Shot QX es precisamente buscar ese producto radicalmente diferente, capaz de convertir un smartphone en una cámara compacta de gama alta. Aunque quizás no sean tan importante sus prestaciones, similares a las de otras cámaras ya conocidas, sino más bien su formato compacto, su funcionamiento y, sobre todo, su originalidad que, sin duda, hará que los primeros propietarios se conviertan en el centro de las miradas.

Gracias a un accesorio (incluido) las Sony QX se pueden acoplar a un smartphone para usarlo como si de una cámara convencional se tratara.

Gracias a un accesorio (incluido) las Sony QX se pueden acoplar a un smartphone para usarlo como si de una cámara convencional se tratara.

Sony ha lanzado, inicialmente dos modelos: el QX10 y el QX100. Ambos tienen el aspecto de un pequeño objetivo compacto e incluyen todo lo necesario, excepto la pantalla. Se conectan al móvil mediante Wi-Fi, y para hacerlo más fácilmente incorporan tecnología NFC, de manera que basta acercar el objetivo al móvil para que se configuren. Además no sólo funcionarán con smartphones de Sony, sino con cualquier modelo Android y también con iPhone.

Quizás la mayor virtud de las nuevas QX es la posibilidad de funcionar unidas al móvil, mediante un accesorio incluido, o bien hacerlo de manera independiente, siempre que nos encontremos dentro de la cobertura de la Wi-Fi. Así, si una pantalla articulada es una ventaja para hacer fotos en ángulos complicados imagina lo que supone una pantalla independiente, desde la que podremos ajustar el zoom, el enfoque o compartir las fotos inmediatamente.

El modelo más sencillo es la Cyber-shot DSC-QX10, que tiene un sensor CMOS Exmor R de 18,2 megapíxeles y 1/2,3” y un objetivo Sony G equivalente a 25-250 mm (10X) con una abertura F3,3-5,9.

Poder separar la pantalla (smartphone) de la cámara, ofrecerá nuevas posibilidades para fotografiar.

Poder separar la pantalla (smartphone) de la cámara, ofrecerá nuevas posibilidades para fotografiar.

Para los más exigentes, la Cyber-shot DSC-QX100 tiene un sensor CMOS Exmor R de una pulgada y 20,2 megapíxeles, mientras que la óptica es equivalente a 28-100 mm (3,6X); más limitada en focal, pero más luminosa, llegando a F1,8 en el extremo angular y F4,6 en el teleobjetivo. Además este modelo incluye teclas que permiten controlar el zoom y un botón de disparo en el cuerpo de la cámara.

Ambas cámaras estarán a la venta a finales de septiembre por 199 y 449 euros respectivamente.

ACTUALIZACIÓN 16/10/2013: En la presentación en España de la gama QX, Sony mostró los datos de caída de ventas de la gama de compactas: entre un 30 a un 35% en unidades. También confirmaron que en ese entorno no se plantean como solución lanzar más productos en un segmento en caída, sino la creación de nuevos segmentos, entre los que se encuentran las QX.

ACTUALIZACIÓN 16/10/2013: En la presentación en España de la gama QX, Sony mostró los datos de caída de ventas de la gama de compactas: entre un 30 a un 35% en unidades. También confirmaron que en ese entorno no se plantean como solución lanzar más productos en un segmento en caída, sino la creación de nuevos segmentos, entre los que se encuentran las nuevas QX.

3 comentarios en “Sony QX. El último intento de las cámaras compactas

Deja un comentario