Los lectores de Reader´s Digest han elegido a Canon la marca de cámaras fotográficas de mayor confianza, entre otras cosas por “su compromiso con el medio ambiente”. Casi de forma simultanea, me entero en el blog de Bruno Abarca de una destrucción masiva de cámaras y objetivos Canon, a golpe de maza. ¿Realmente conocen los lectores de Reader´s Digest cual es el compromiso con el medio ambiente de los fabricantes? ¿lo conocemos alguien?

Canon está orgulloso del resultado de la encuesta “Marcas de mayor confianza” de Reader´s Digest, y no es para menos, es un estudio anual en 16 países de Europa (entre los que se encuentra España) en el que se colocan en primer lugar en la categoría de cámaras por octavo año consecutivo, logrando también el primer puesto en 13 de los países. Según nos dicen, las marcas se valoran por su “calidad, imagen, valor económico, compromiso con el medio ambiente y estándares éticos”, y puedo entender que se valoren los tres primeros parámetros, pero ¿alguien sabe cuales son los estándares éticos y el compromiso con el medio ambiente de Canon? Yo soy cliente suyo, y no tengo ni idea y algo me hace sospechar que para la mayoría de los consumidores la situación es la misma.

Por ejemplo, hace poco veíamos fotos de una destrucción de material Canon de todo tipo que tomaré con precaución. Precaución porque las fotos no dan ninguna pista sobre si la destrucción la está haciendo Canon, o si se trata, por ejemplo, de material robado e incautado por la policía y es el juez quien ha ordenado destruirlo. Sea como fuere, sería una gran irresponsabilidad medioambiental.

De ser imágenes de Canon, se trataría de aparatos defectuosos que no se quiere que lleguen al mercado. Seguramente este método sea más barato que repararlos o desmontarlos y utilizar sus componentes, pero ¿es más ecológico?

De ser las instalaciones de alguna aduana o algún almacén judicial, se trataría de material ilegal por algún motivo, que se ha decidido destruir. Pero la pregunta es la misma, ¿es esa la opción más ecológica?

Precisamente el vidrio es un material cuya fabricación requiere enormes cantidades de energía y produce muchos residuos, podemos hacernos una idea viendo el proceso de fabricación de objetivos en la web de Canon. Y precisamente el vidrio también es un material 100% reciclable, que no se degrada en cada reciclado y que al reciclarlo, permite ahorrar toneladas de combustible y produce muchos menos residuos.

Sin embargo, no parece que la intención de ese proceso de destrucción sea el reciclado, si así fuera, aunque se usase un martillo para tardar menos, se estarían separando materiales en una cinta transportadora, en lugar de apilar todo tipo de productos y materiales en el suelo para golpearlos sin piedad. No cabe duda que el destino de todos esos materiales será el vertedero.

Y solo he mencionado el vidrio, a eso hay que sumarle el cartón, plástico, y metales de todo tipo. Podría ser que hasta las baterías, ricas en metales pesados, se encuentren en la pila.

En cualquier caso, pienso que el fabricante (y no me cabe duda de que con otras marcas ocurrirá exactamente lo mismo) si tiene alguna responsabilidad. Directa, en caso de que sean sus empleados los que sujetan el martillo, o indirecta y parcial en el segundo caso, pues, ¿no se podría acordar con las autoridades alguna formula para el reciclado del material?

Deja un comentario