Una de las preguntas recurrentes en los foros de fotografía es la relativa a los plazos de garantía y lo que cubre o no cubre. En España esto está regulado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, que establece un periodo obligatorio de 2 años, aunque sometido a algunas restricciones. Pero ¡cuidado! entre los fabricantes de fotografía, al igual que en otros sectores, no es raro encontrarse con documentos de garantía que incumplen lo estipulado en esta Ley, incluyendo marcas tan conocidas (y reconocidas) como Canon, Nikon, u Olympus, entre otras.

Estas son las conclusiones de un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre documentos de garantía de diferentes productos, incluyendo algunos de fotografía.

La mencionada ley establece que tanto el fabricante como el vendedor son los responsables de subsanar los defectos de fabricación durante dos años, pero con un importante matiz que diferencia los primeros seis meses del resto. Durante los primeros seis meses, se sobreentiende que existe un defecto de fabricación y la reparación (o sustitución del producto) es obligada. Sin embargo, entre seis y 24 meses desde la compra, la Ley especifica que debe ser el consumidor el que demuestre que se trata de un fallo de fabricación y no posterior, lo que obligará a asumir costes de peritación.

Además, la ley contempla que el consumidor puede elegir entre reparación o sustitución, siempre que una de las dos opciones no sea desproporcionada frente a la otra. Un dato importante es que la garantía debe cubrir TODOS los gastos necesarios, incluyendo piezas, mano de obra, y gastos de envío y que debe hacerse en un plazo razonable (aunque no aclara que es razonable).

A partir de estos mínimos de garantía legal, los fabricantes pueden estableces diferentes condiciones de garantía comercial siempre que sea para mejorarlos y ampliarlos. ¿Es así como lo hacen?

Pues lo cierto es que no siempre los mejoran, y las cláusulas de los documentos de garantía pueden imponer restricciones contrarias a la ley. Entre las 45 marcas de productos de diverso tipo cuyas garantías ha analizado la OCU hay seis de productos fotográficos: Benq, Fujifilm, HP, Canon, Nikon y Olympus, y ninguna de ellas alcanza la máxima calificación de la organización, bien por incluir condiciones contrarias a la ley, o por dar indicaciones que pueden llevar a error.

Garantia Olympus

Documento de garantía de Olympus

Sólo Benq y Olympus dan dos años de garantía, los demás lo limitan a uno, y ninguna de las seis hace referencia a la ley que lo regula. Incluso en el caso de Fuji, la que se menciona es la Ley 23/2003 que ya no está en vigor. Además, varias marcas se reservan el derecho a elegir ellos si cambiar o reparar, o pretenden que los gastos de envío corran a cuenta del consumidor, cuando la ley dice expresamente que la reparación o sustitución

Serán gratuitas para el consumidor y usuario. Dicha gratuidad comprenderá los gastos necesarios realizados para subsanar la falta de conformidad de los productos con el contrato, especialmente los gastos de envío, así como los costes relacionados con la mano de obra y los materiales.

Así pues, si te ves en la necesidad de recurrir a usar garantía, es muy posible que tengas que pelear por que se respeten los derechos que estipula la ley y de los que, recordemos, deben responder tanto el fabricante como el vendedor.

Deja un comentario