Hace algo más de un año, analizaba la impresora Polaroid PoGo que Polaroid lanzó al mercado poco después de anunciar el abandono definitivo de la película instantánea en junio de 2008. Sin embargo, la película Polaroid resultó tener más fans de lo que la compañía pensaba y pronto se inició un proyecto para poder seguir fabricándola independientemente de Polaroid. Ahora ese sueño se ha hecho realidad, y ya se puede decir que la película instantánea Polaroid tendrá una segunda vida.

Parte de la maquinaria de la fábrica de película instantánea. ©The Impossible Project

Parte de la maquinaria de la fábrica de película instantánea. ©The Impossible Project

Cuando se empezó a plantear esta posibilidad, el reto era tan importante que se bautizó a la iniciativa como The Impossible Project, el proyecto imposible, que estaba formado por los propios empleados de las fábricas de película Polaroid. El problema es que no sólo tenían que seguir fabricando el mismo producto que ya hacían, sino que tenían que modificarlo para eliminar algunos componentes problemáticos o muy caros para que la fabricación fuese viable. Y es que la película no había sufrido ninguna modificación en su diseño desde que se inventó en 1972. El reto: conseguir hacer estos cambios en 12 meses para estar en disposición de fabricar una nueva película instantánea a finales de 2009. Hoy podemos decir que lo han conseguido.

Según informaba recientemente El País (gracias Carmen por el soplo) la gente de Impossible Project hecho posible lo imposible, y están en condiciones de producir la nueva película. Pero no sólo se seguirá fabricando la película instantánea, sino también las cámaras. En este caso la empresa encargada será Summit Global Group, que en junio de este año conseguía una licencia exclusiva de Polaroid por cinco años, para fabricar los productos de su marca, incluyendo las PoGo o los marcos digitales, entre otros.

Deja un comentario