Reducir el tamaño de un TIF

Uno de los motivos más habituales para justificar el no disparar en formato RAW es que los archivos ocupan mucho. Por ejemplo, en una cámara Canon de 10 megapíxeles el RAW puede rondar los 8 o 9 MB, mientras que un JPG de buena calidad está en torno a 2. Sin embargo si disparas en RAW es para después poder editar y sacar lo mejor de la foto, lo que implica hacer ajustes en capas (para que sean no destructivos) y guardar el TIF con 16 bits para posteriores modificaciones. Ese es el archivo que a mi me preocupa, porque en cuanto tiene un par de capas se va a entre 100 y 200 MB, y más cerca de los 200 que de los 100. Veamos un par de trucos eficaces para ahorrarnos unos cuantos megabytes por archivo.

Básicamente en un archivo TIF habrá dos tipos de capa, las de imagen y las de ajustes. Las de imagen son las más pesadas, pues cada una de ellas tiene que guardar la información de color de todos y cada uno de los píxeles que tenga. Por ejemplo partiendo de un archivo que pesa 50 MB con sólo una capa, si la duplicamos el archivo pasará a tener 135 MB, es decir, bastante más del doble. En caso de ser tres capas idénticas, pesará 177 MB. Vemos que la segunda capa es la que provoca el mayor incremento de tamaño.

Con las de ajustes ocurre algo similar, al añadir una capa de ajustes el tamaño aumenta mucho, pero con las siguientes apenas supone incremento. Por ejemplo partiendo del mismo archivo de 50 MB con sólo una capa, añadir una capa de curvas lo lleva a 92 MB (casi el doble), pero las capas siguientes son menos de 1 MB cada una. Además apenas hay diferencia si las capas llevan máscara o no, pues la máscara es una imagen en escala de grises y apenas ocupa.

¿Y si tuviéramos dos capas de imagen y una de ajuste? En ese caso el archivo pesa también aproximadamente 135 MB. Bueno en realidad estoy redondeando, pesa unos cientos de kB más que con sólo dos capas de imagen, de modo que la capa de ajuste apenas influye.

La primera conclusión por lo tanto es que tener más de una capa provoca un fuerte incremento de tamaño simplemente por el hecho de ser multicapa. A partir de esa segunda capa, las demás apenas influirán si son capas de ajuste, o pesarán aproximadamente lo mismo que el original si son capas de imagen.

Reducir el tamaño de un TIF

Primer truco: la transparencia no ocupa.

Por lo tanto nos centramos en las de imagen y hay que tener en cuenta que en esas capas sólo se guarda información de los píxeles que realmente existen, mientras que la transparencia no ocupa. Esa es la primera clave para reducir el archivo.

Por ejemplo, si estamos retocando un pequeño defecto con el tampón de clonar (en una capa nueva para mantener el principio de indestructibilidad del original) podemos hacer dos cosas:

  • Copiamos la capa entera y clonamos el defecto en ella, guardando el archivo con dos capas. Resultado: 135 MB.
  • Creamos una capa vacía por encima, y clonamos copiando de la capa inferior a la superior (seleccionando Muestra = Todas en la barra superior), de manera que en la segunda capa sólo existen los píxeles clonados. Resultado: 93 MB.

Obviamente el resultado dependerá de cuanto clonemos, pero siempre ocupará menos si sólo contiene la parte clonada que si tiene toda la imagen.

La misma situación ocurre cuando montamos dos capas de un doble revelado con exposición distinta para suelo y cielo. De cada capa sólo nos interesa una parte, de modo que una vez montadas y ajustada la máscara de mezcla (técnica de degradado neutro digital) podemos borrar la parte que no usemos. Eso si, con cuidado de no borrar más de la cuenta para que no queden “agujeros” sin imagen. Para ello es eficaz usar la varita mágica con tolerancia cero y seleccionar en la máscara de capa la parte más alejada de la transición (primero en el blanco y luego en el negro), para luego reducir la selección un margen de seguridad de, por ejemplo, 50 píxeles. Una vez hecha la selección, vamos a la capa que nos interese y borramos el contenido.

Segundo truco: si no se ve la imagen ocupa menos

El segundo truco lo leí hace tiempo en algún sitio, pero no recuerdo donde y no voy a poder enlazarlo. Al principio me pareció que no tenia sentido, pero lo he comprobado y funciona.

Se trata simplemente de ocultar todas las capas de la imagen antes de grabar. Si no hay nada visible, el archivo ocupará bastante menos. En los ejemplos anteriores, los archivos con una capa de imagen y cualquier número de capas de ajuste pasan a pesar sólo 42 MB. Y si hay más capas de imagen habrá que añadir otros 42 MB por cada una que esté completa. De manera que el que pesaba 177 MB ha pasado a 127, los de 135, se quedan en 84, y los de entre 50 y 94 MB bajan a 42.

El inconveniente de este truco es que dejaremos de ver la previsualización en miniatura en el sistema operativo o en Adobe Bridge, de modo que tendremos que identificar las fotos por el nombre o por los metadatos si los tenemos a la vista.

Un comentario en “Trucos para que los TIF ocupen menos

  1. me ayudo bastante a entender porque carajo pesa tanto el tiff XD
    gracias y un saludo 🙂
    me mirare el blog y seguro que me gustara bastante todo 🙂

Deja un comentario