Nikon D700

Con el lanzamiento de la nueva Nikon D700, que utiliza un sensor de formato completo de 12 megapíxeles, Nikon coloca un modelo en clara competencia con la ya veterana Canon 5D, que hasta ahora era la única con este tamaño de sensor y un precio no demasiado desorbitado. Si ya parecía claro que Canon renovaría su 5D en Photokina, puesto que es la única SLRD que les queda de la generación anterior, ahora es un movimiento obligado para mantenerse en el mercado.

No voy a describir una cámara que, por esperada, ya hay montones de información en la red, como ya menciono en el apartado de información, no es mi intención entrar en la carrera de las noticias, de modo que prefiero recomendarte el artículo de Valentín Sama sobre la Nikon D700, que es la mejor descripción que he visto hasta el momento.

Lo que si quiero comentar es la evolución que se está produciendo en el tamaño de los sensores. Los rumores apuntan a que Canon podría dividir la 5D, que tan buen resultado ha tenido, en dos gamas: una por encima y otra por debajo, y que ambas utilizarían un sensor de formato competo. Esto podría suponer disponer de este tipo de sensor en una cámara en torno a los 2.000 euros, lo que resultaría muy tentador para el aficionado avanzado.

Siempre he pensado que el formato APS-C había llegado para quedarse. Que las cámaras de sensor pequeño quedarían en el segmento amateur, mientras que las Full Frame ocuparían sólo la gama alta profesional. Ahora creo que estaba equivocado. Los últimos movimientos y rumores podrían acabar en pocos años con los sensores pequeños, salvo quizás para el segmento de entrada, como la Nikon D40 o la Canon EOS 1000D que se presentó hace escasos días.

Y es que no sólo tenemos la Nikon D700 y las posibles sustitutas de la Canon EOS 5D, ya se llamen EOS 5D Mark II, EOS 3D, EOS 7D, o de cualquier otro modo. Por otra parte, el sistema 4/3, aún más pequeño que el APS-C, podría estar teniendo bajas en sus filas.

Por ejemplo Leica, que no sólo se pasaría al 24×36 o full frame, sino que la que se ha dado en denominar Leica R10 podría utilizar un formato de sensor ligeramente mayor que este. Eso si, tratándose de Leica, no estará en el rango de precios de la recién anunciada D700, pero no deja de ser un paso más hacia la ampliación del tamaño del sensor.

También se rumorea que Panasonic podría abandonar el sistema cuatro tercios lo que podría acabar dejando a Olympus en una extraña posición, abanderando un estándar abierto, que ningún otro fabricante quiera usar.

Es evidente que, superado el problema de costes de los sensores grandes, estos son mejores en todos los aspectos. Para una misma resolución, un sensor mayor tendrá píxeles de mayor tamaño, que pueden recoger la luz con mayor eficacia, lo que repercute en menor nivel de ruido y mayor rango dinámico. Sin embargo, de implantarse los sensores grandes en las gamas completas de todos los fabricantes ¿qué ocurrirá con los objetivos específicamente desarrollados para APS-C? ¿Acaso sólo son un paso intermedio hasta que el mercado se estabilice? ¿Llegará el día en que sufran una rápida devaluación y resulten imposibles de vender en el mercado de segunda mano? Sólo los fabricantes tienen las respuestas a esas preguntas y lógicamente, se cuidarán mucho de dejarlas entrever.

Deja un comentario