Tutorial Balance de blancos

Una de las ventajas más evidentes e inmediatas de disparar en formato RAW frente al JPEG es la facilidad con que se corrige un balance de blancos incorrecto. Si hay un tono neutro en la escena bastará con un click para que el ajuste sea perfecto y sin pérdida de calidad. En cambio en un JPG siempre resulta más complicado y, a veces, es prácticamente imposible de corregir sin deteriorar la imagen en otros aspectos hasta el límite de lo no tolerable.

Mi consejo es que siempre utilices el RAW, pues ofrece muchas más ventajas además de esta, pero para aquellas ocasiones en que no quede más remedio que corregir un JPG este tutorial te ayudará a hacer un ajuste perfecto en pocos segundos.

Normalmente cuando tenemos una imagen con el balance mal, tratamos de ajustarla compensando, más o menos a ojo, la dominante de color que vemos. Técnicas hay muchas: ajuste de curvas por canales, uso de la herramienta Balance de Color, Tono/saturación, filtro fotográfico, variaciones, etc. El problema de todas ellas es que requieren cierta pericia en identificar el color exacto de la dominante, y también tener el monitor perfectamente calibrado, pues sino nos engañará.

Lo que voy a explicar es como ajustar el balance de blancos en un JPG (en un RAW es inmediato y no hace falta todo esto) sin necesidad de preocuparnos de que color es la dominante y aunque el monitor esté descalibrado. Da lo mismo lo que veamos, porque no vamos a trabajar sobre el aspecto de la imagen, sino con cifras exactas.

Este método nos servirá con el 99% de las fotos, pero en un pequeño porcentaje puede oscurecerlas o desaturarlas demasiado. En esos casos, primero la ajustamos de forma aproximada, como siempre, y luego aplicamos este método para terminar de afinar el balance.

El objetivo no es tanto tener un método ultrapreciso, como conseguir una forma que sea ante todo fácil y rápida, y que no dependa de nuestra percepción del color. Incluso un daltónico podría aplicarlo perfectamente.

Para ello me voy a basar en la teoría del color y en como se han compensado siempre las dominantes a base de filtros, solo que ahora los filtros no serán de gelatina sino digitales. De la teoría del color, lo único que necesitamos saber es que si a cualquier color le sumamos su complementario, simplemente desaparecen ambos quedando un tono neutro.

Sin más nos ponemos manos a la obra. Para ello voy a usar una foto hecha en el exterior en la que “accidentalmente” he ajustado el balance de blancos de fluorescente, de modo que el resultado es una intensa dominante azulada.

Tutorial. Balance de blancos en un JPG. Tutorial. Balance de blancos en un JPG.

1.- Empezamos por coger una muestra de color (segunda herramienta del cuentagotas) en un punto que tenga que ser neutro y no lo sea (un blanco no quemado o un gris). En nuestro caso usaremos la chapa gris que hay bajo el sillín en la primera bicicleta. En la paleta de información aparecerá un nuevo espacio con los valores RGB de la muestra número 1 que, como podemos ver, no corresponden a un tono neutro (los tres iguales) sino que hay un evidente exceso de azul y falta de rojo.

Tutorial. Balance de blancos en un JPG. Tutorial. Balance de blancos en un JPG.

2.- A continuación creamos una capa vacía y seleccionamos el bote de pintura. Icono bote de pintura

Icono colores3.- Pulsando Alt momentáneamente cambiará a la herramienta cuentagotas, pinchamos en la misma muestra de color y de ese modo copiamos su color.

4.- Soltamos la tecla Alt y volvemos a pinchar en cualquier parte de la imagen para llenar toda la capa de ese color con el bote de pintura. La foto desaparecerá y sólo quedará el color de la dominante. Pulsamos Ctrl+I para invertirlo de manera que tendremos el color complementario de la dominante para esa foto en concreto.

Tutorial. Balance de blancos en un JPG.

Hasta aquí hemos fabricado un filtro justo con el color complementario de la dominante que queremos corregir. Y sin necesidad de saber cual es esa dominante ni de tener el monitor calibrado. Ahora vamos a aplicarlo.

6.- Ponemos la capa de filtro en modo color. En la paleta de capas el desplegable de arriba que pone Normal son los modos de mezcla. Lo abrimos y buscamos Color. Así el filtro sólo afectará al color de la imagen, pero no al resto de parámetros. Al hacerlo la foto volverá a verse, pero ahora con una dominate opuesta a la que tenía.

Tutorial. Balance de blancos en un JPG. Tutorial. Balance de blancos en un JPG.

7.- Sólo queda ir ajustando la opacidad de la capa (el deslizador de la derecha) mientras observamos, en la paleta de información, los valores de la muestra de color que tomamos. Cuando los tres sean lo más parecidos posibles (idealmente iguales, pero puede variar una o dos unidades) el color está ajustado.

Tutorial. Balance de blancos en un JPG. Tutorial. Balance de blancos en un JPG.

8.- Al final (nunca antes) ajustaremos niveles, contraste y quizás saturación, preferentemente con nuevas capas. Para terminar, podemos fusionar las capas para grabarlo en JPG, aunque mi consejo es que guardes también el archivo con capas por si quieres modificarlo de forma diferente más adelante.

Tutorial. Balance de blancos en un JPG.

Con este método tendrás una capa de ajuste de la dominante que puedes modificar o desactivar cuando quieras, e incluso usando máscaras de capa, aplicarla sólo a una parte determinada de la foto. La única dificultad consiste en encontrar un tono que sepamos que tiene que ser neutro, lo cual puede ser muy fácil en algunos casos o imposible en otros.

En caso de cometer un ligero error al seleccionar la muestra de color, el resultado será un balance imperfecto, que sólo se aproximará al correcto. Sin embargo será una buena, o muy buena, aproximación conseguida en un tiempo mínimo y sin complicaciones.

Un comentario en “Ajuste rápido y eficaz del balance de blancos de un JPG

Deja un comentario