Panasonic Lumix DMC-LX3

A principios de año andaba yo pensando comprar una Lumix LX2, la cámara la había probado y me gustaba todo, menos una cosa: los RAW de 10 megapíxeles pesan unos 20 MB (y además siempre se graban junto con un JPG), lo que significa que tardan mucho en grabarse y ocupan mucho espacio, obligando a utilizar tarjetas grandes y rápidas. Puesto que era ya una cámara veterana y se acercaba una de las épocas de lanzamientos pre-ferias, esperé a ver si se presentaba la LX3 que corrigiera este problema y finalmente, al ver que no era así, decidí comprarla. La renovación no podía tardar y la LX3 se ha presentado justo antes de la siguiente feria: Photokina.Las novedades son importantes, aunque sigue teniendo toda una serie de rasgos característicos. Lo primero que llama la atención es el cambio de óptica, pasando de un 28-112 mm a sólo un 24-60. O visto de otro modo, a nada menos que un 24 mm en una cámara compacta. Pero, además, ha visto mejorada su luminosidad, que de f2.8-4.9 pasa ahora a f2.0-2.8, con lo que tenemos un objetivo de 24 mm con una excelente luminosidad f2.0, pero a cambio se ha sacrificado ese teleobjetivo corto que tan bien va en muchas ocasiones. Personalmente creo que ese cambio hace que la cámara sea bastante menos atractiva para el uso general, y quede un poco más cerca de un uso más específico y elitista.

Lo segundo que llama la atención es que no se ha aumentado la resolución, mantiendose en 10 megapíxeles. Por fin, parece que los fabricantes empiezan a centrarse en mejorar la calidad de los píxeles y no su cantidad, porque lo que ha hecho Panasonic ha sido incrementar la superficie sensible de cada píxel lo que, al menos en teoría, debería mejorar la relación señal/ruido y el rango dinámico, además de permitir elevar el ISO un poco más. De hecho ahora la Panasonic Lumix DMC-LX3 llega a 6.400 ISO (la LX2 llega a 3.200, pero a partir de 400 es prácticamente inutilizable). A esto también contribuye la nueva versión del procesador Venus Engine (la IV) que promete mejor reducción de ruido conservando más los detalles.

Además, mantiene los detalles de la LX2, como la selección de formato 16:9, 4:3 o 3:2, el control completamente manual (incluido enfoque) y sus pequeñas dimensiones.

Lo que no encuentro, es ninguna información acerca del tamaño de los RAW, de modo que habrá que esperar a que se publiquen las primeras pruebas para ver si ese punto se ha corregido satisfactoriamente.

Deja un comentario