Case Logic SLRC-6

No cabe duda que la marca de mochilas fotográficas más conocida es LowePro. Quizás por eso, cuando alguien se plantea comprarse una bandolera, las opciones parecen limitadas a los modelos SlingShot 100 o 200 de este fabricante y, muy raramente por su mayor tamaño, al 300. Sin embargo no son, ni mucho menos, la única alternativa.

Hará un par de meses que Case Logic presentó en Madrid toda su gama de productos para esta temporada, y entre ellos me llamó la atención una bandolera que se daba un aire a las SlingShot. Hoy, después de probarla durante unos días, te cuento mis impresiones.

Probablemente la marca Case Logic te suene sobre todo como fabricante de fundas para accesorios de ordenador. Sin embargo tiene un catálogo de lo más amplio, incluyendo diversos tipos de fundas y mochilas fotográficas, y hasta maletas de viaje.

La bandolera SLRC-6 tiene un aspecto similar a las de LowePro y la comparación es inevitable. Por su capacidad se situaría en un punto intermedio entre las SlingShot 100 y SlingShot 200, lo cual es todo un acierto. Primero, porque no entra en competencia tan directa con ellas, sino que ofrece otra alternativa más. Y segundo, bajo mi punto de vista, porque es una medida más adecuada para una bandolera. La 100 de LowePro enseguida se queda pequeña, y la 200 ya empieza a ser excesiva si la cargamos a tope. En realidad, cargada a tope, también la Case Logic resulta demasiado pesada. Ese es el mayor problema de las bandoleras en general, que si se cargan mucho, el hombro derecho acaba acusando el esfuerzo de llevar todo el peso el sólo.Bandolera para cámara

La bandolera de Case Logic está dividida en tres tapas independientes. La superior, la lateral y la frontal. En la frontal hay además un bolsillo donde podremos llevar alguna tarjeta de memoria, o un pequeño bloc de notas.

Cuando abrimos la tapa frontal nos encontramos con espacio para cuatro objetivos de tamaño medio (cabe justito un Canon 70-300 IS con su parasol invertido), quedando en el centro otro pequeño bolsillo que tapa el alojamiento lateral.

Mochila para cámara

Dirigiéndonos a este, encontramos sitio para la cámara con un teleobjetivo medio/largo montado (foto izquierda) y, nuevamente, un pequeño bolsillo para accesorios. Por último, en la parte superior (foto derecha), aún queda sitio para llevar algunos accesorios, o bien la cartera las llaves, etc. Incluso podemos usarlo para llevar un segundo cuerpo de cámara que cabría perfectamente (en la foto vemos como un Canon EFS 10-22 no ocupa ni la mitad del espacio).

Bandolera Mochila

A diferencia de las LowePro, las tapas lateral y frontal no están unidas, por lo que podemos acceder a la parte frontal mientras mantenemos el lateral completamente cerrado. Estas dos cremalleras tienen un recubrimiento de uretano para mejorar la resistencia al agua, de manera que aunque la bandolera no tiene una funda específica, debe aguantar bien una lluvia ligera. Sin embargo la cremallera superior no lo tiene, lo cual me parece un error. Llevándola a la espalda será la primera en la que caiga el agua y, además, también podemos llevar en ese compartimento material que no se deba mojar.

Mochila Case Logic

El interior de la bandolera es completamente modulable, pudiendo dejar unida toda su capacidad si es necesario. En las de LowePro, sólo se puede dejar diáfano el compartimento de la cámara, pero el superior siempre estará separado. Los separadores se sujetan, como es habitual, con velcro, que en el compartimento superior permite independizarlo por completo pues tiene velcro en tres de los lados, mientras que el cuarto está cosido. Habría estado bien que también se pudiesen unir por completo los separadores que dan al lateral sin apertura, de manera que se evite que se mueva el contenido si en el hueco de uno de los objetivos llevamos, por ejemplo, una colección de filtros. Un detalle que no me ha gustado es el borde acolchado que queda tapando parcialmente dos de los huecos para objetivos (en la parte superior de la tercera foto). No hace sino dificultar el guardado el material y especialmente la extracción si llevamos puestos los parasoles. En realidad sacar los objetivos con su parasol colocado es complicado en todos los huecos previstos, pues este último tiende a engancharse.

Bandolera Case LogicFijándonos en el exterior, encontramos un buen acolchado en la espalda y la hombrera. La parte inferior es más dura, pues dispone de un refuerzo de EVA que mejora la resistencia y la impermeabilidad. Se echa en falta que se hubiera aplicado el mismo tipo de protección en el lateral que no tiene tapa, pues dada la forma estrecha de la bandolera, no es raro que acabe apoyada en el suelo en este lado en lugar de en la base (tal y como se ve en la tercera foto de este artículo).

Sobre el bolsillo de la tapa frontal hay dos correas cerradas de cuya finalidad no estoy muy seguro (quizás sólo sea estética). Con un par de correas (no incluidas) podría transportarse cómodamente un monopié ligero, pero no parece que el bolsillo pueda aguantar así un equipo demasiado pesado. Yo he podido llevar sin problemas mi monopié de 1,5 kg, durante un plazo corto, pero no parece la solución más cómoda para este peso, ni me atrevería a usarlo así de forma habitual.

Una carencia importante es una correa lateral que ayude a separar la hombrera del cuello. Las SlingShot si cuentan con ella y con cargas pesadas hace mucho más cómodo el transporte. En la Case Logic, cuando la llevamos llena, pronto la echaremos en falta.

En definitiva, la Case Logic SLRC-6 es una buena opción para quien busque una bandolera, auque tiene algunas carencias que hay que tener en cuenta. Como ventajas suman su adecuado tamaño, las tapas independientes y la posibilidad de unir toda la capacidad de la mochila en un sólo compartimento. En el apartado de los inconvenientes hay que apuntar la falta de una correa lateral, la cremallera superior sin protección para el agua y el borde acolchado que dificulta el uso de dos de los espacios para objetivos.

La resistencia no debería ser un problema, pues el fabricante ofrece una garantía de 25 años, que no es la garantía de por vida de LowePro, pero a efectos prácticos se le acerca bastante.

En cuanto al tema económico, Case Logic indica un precio recomendado de 59,99 euros (IVA incluido). Buscando en alguna tienda que tenga esta y las SlingShot para comparar, podemos encontrar la Case Logic por 57 euros, frente a los 73 de la SlingShot 100 y los 82 de la 200.