Ya estaba disponible para tablets, pero desde hoy llega también a los smartphones. Photoshop Touch es una aplicación de edición de imágenes más avanzada que Photoshop Express y permite el manejo de capas y selecciones. Continuar leyendo

Entre las cámaras bolsilleras, la gama PowerShot S110, de Canon, destaca por ofrecer prestaciones avanzadas para fotógrafos exigentes, pero sin renunciar a un tamaño francamente compacto que nos permite llevarla cómodamente en cualquier bolsillo. La PowerShot S110, es una actualización menos de la PowerShot S100, con la que comparte casi todas sus características. Las diferencias se reducen a la incorporación de conectividad Wi-Fi (con lo que se suprime el receptor GPS para pasar a utilizar el de un smartphone conectado de forma inalámbrica) y la incorporación de una interfaz táctil capacitiva a su pantalla que, por lo demás, mantiene las mismas características. Continuar leyendo

Mantener la cámara en posición completamente horizontal puede resultar un factor crítico en algunas fotos. Los populares niveles de burbuja para colocar en la zapata de la cámara son, generalmente, una solución lo suficientemente fiable, pero en fotografías en las que se requiera la máxima precisión, o en las que la visibilidad no sea buena, entran en juego los niveles digitales.

Continuar leyendo

Ayer fue el cumpleaños del revelador de archivos RAW de Adobe, Camera RAW, que, además de un plugin para Photoshop, es la base de Lightroom.

Camera RAW nació por la frustración de su autor original, Thomas Knoll, con el software de revelado que incluían las cámaras de la época, lo que le llevó a diseñar su propio programa. Probablemente el mayor avance del momento fue que dejaba de ser necesario conocer un programa diferente para cada marca de cámara, pues por primera vez una sola aplicación era capaz de interpretar archivos RAW de diferentes fabricantes. Continuar leyendo

Todo fotógrafo desea que el monitor no estropee el esfuerzo y el cuidado puesto con la cámara. En muchos casos las operaciones más delicadas se producen en el postprocesado con nuestra herramienta favorita, ya sea Photoshop, Lightroom, Aperture o cualquier otra, donde los ajustes de niveles, canales de color, enfoque y otras se basan no sólo en los datos mostrados sino también en lo que vemos sobre la pantalla.

En este sentido el nuevo iMac de 27 pulgadas a 3,4 GHz (200 euros adicionales sobre la configuración base) que hemos podido probar es una absoluta delicia; y aunque la nueva generación continúa con los siempre molestos reflejos producidos por el cristal que cubre su panel IPS, éstos se han reducido sobre anteriores generaciones iMac gracias al rediseño del producto. Por otra parte, si bien el panel propiamente dicho es el mismo que Apple ya venía utilizando en anteriores iMac, lo cierto es que la supresión de los 2 mm entre el panel y el cristal produce imágenes con colores más vivos y de mayor contraste, destacando detalles que en otros equipos simplemente se escapan. Continuar leyendo