En fotografía el tiempo es un factor muy importante, y no sólo el tiempo de obturación, sino la climatología. Ser capaz de predecir el tiempo que va a hacer, cuando se persigue una foto concreta, puede ser la diferencia entre conseguir la foto, o darse el paseo y volver con las manos vacías. Sin embargo, las predicciones que nos ofrecen los medios de comunicación pueden ser demasiado generales e imprecisas, al no poder detallar cada lugar y cada hora como necesitaríamos. La solución es ser capaz de hacer nuestras propias predicciones en base a los mapas isobáricos y las imágenes del satélite. Continuar leyendo

TormentaAyer pude llevar a cabo uno de los retos fotográficos que tenía pendientes: fotografiar una tormenta. Las tormentas, pueden resultar muy atractivas para la cámara, pero reúnen las dificultades de varios tipos diferentes de fotografía, además de añadir las suyas propias.

Lo más obvio es el tiempo desapacible, si llueve, hace frío, y aire, no quedan muchas ganas de salir con la cámara a ninguna parte. Sin embargo pocas veces tendremos desde la ventana unas vistas lo suficientemente interesantes como para justificar la foto, pues la tormenta en si misma, carece de atractivo, si no se la acompaña de un paisaje, ya sea natural o urbano. Eso nos exigirá un desplazamiento y la búsqueda de una escena que complete en el suelo, el espectáculo del cielo. Continuar leyendo

Esta mañana en Madrid parecía que se celebrase el día nacional de la fotografía. La copiosa nevada que ha caído entre las nueve de la mañana y la una de la tarde, ha cubierto la capital de un manto blanco y, aparte de los problemas de tráfico, el aeropuerto cerrado y otros contratiempos, ha hecho que todo el mundo sacara sus cámaras para inmortalizar el momento.

Nevada en Madrid

Por la calle pocos eran los que no llevaban una cámara en la mano. Unos una reflex, otros la compacta, e incluso con el móvil. Cualquier cámara servia para guardar el recuerdo del día atípico en el que la nieve cubrió Madrid. Continuar leyendo

Por el verano del 2005, tuve ocasión de hacer un breve vuelo en globo durante la celebración de la Copa del Rey de Aerostación. El vuelo fue impresionante, pero ver tantos globos decorando el cielo lo era más. Como volé uno de los primeros días, luego aproveché los siguientes para ir nada más que a hacer fotos desde abajo.

El festival de color es tal que no sabes muy bien donde dirigir la cámara. Pero por aquella fecha yo no tenia la reflex y siempre he sentido no tener con mayor calidad una de las fotos que más me gustaron de la sesión, hecha, mientras hinchaban uno de los globos más llamativos, con una Nikon Coolpix 5700 (ISO 100, 1/125 s, f/5,7 con focal equivalente a 190 mm). Continuar leyendo