En las anteriores entradas sobre el Círculo de Confusión, hemos visto como dependiendo de los supuestos de partida, el cálculo del círculo y, en consecuencia, el de la distancia hiperfocal, podía sufrir una gran variación.

Además de estas consideraciones, tenemos que tener en cuenta que en el mundo de la fotografía química, valoramos la nitidez en la copia impresa, pero en el mundo digital, tendemos a valorarla en el ordenador, con una ampliación al 100% y a escasos 25 cm de la pantalla. Continuar leyendo

Como decía en la anterior entrada sobre los fundamentos del círculo de confusión, vamos a hacer los cálculos suponiendo una persona de vista normal que observa una fotografía impresa en 15 x 20 cm a una distancia de 25 cm.

Se considera que un ojo sano, normal, tiene una capacidad de resolución de 5 pares de líneas por milímetro a una distancia de 250 mm, lo que significa que, a esa distancia, podremos ver solamente círculos mayores de 0,2 mm en la fotografía impresa.

Para obtener una copia de 15 x 20 cm a partir de un negativo de 24 x 36 mm, necesitamos ampliar 5,78 veces la imagen, luego el círculo de confusión en el negativo (o sensor FF) será de 0,2/5,78 = 0,035 mm. Continuar leyendo

Cuando queremos obtener enfocada la mayor parte de una fotografía, recurrimos a enfocar a la distancia hiperfocal, lo que nos permitirá mantener nítida toda la fotografía desde la mitad de esa distancia hasta el infinito. Hay multitud de calculadoras, gráficas y tablas de hiperfocales que podemos utilizar, pero todas ellas, sin excepción, tienen un problema.

Para calcular la distancia hiperfocal, tenemos que recurrir al concepto de Círculo de Confusión, pero no hay una definición matemática exacta de círculo de confusión, sino que es una estimación basándose en suposiciones, lo que hace que cada autor pueda emplear una cifra diferente, de manera que las distancias hiperfocales calculadas con círculos de confusión diferentes serán, naturalmente distintas. Continuar leyendo

Todo objetivo de una cámara fotográfica tiene una distancia de enfoque característica en la que se consigue tener enfocado todo lo que hay desde la mitad de esa distancia hasta el infinito. Es la denominada distancia hiperfocal y es la mínima distancia a la que se puede enfocar manteniendo a foco el infinito.

La distancia hiperfocal depende de varios factores entre los que se encuentran la longitud focal del objetivo, el diafragma y el tamaño del sensor. En realidad no es exactamente el tamaño del sensor lo que influye, sino el denominado circulo de confusión que a su vez depende de este, pero a efectos prácticos, y para no entrar en formulaciones en detalle, lo simplificaremos al tamaño del sensor. Continuar leyendo