Seguramente uno de los temas de mayor controversia entre fotógrafos sea el uso de filtros de protección en los objetivos. Cada cual tiene su opinión y defiende sus argumentos y, seguramente, todos llevamos una parte de razón. Personalmente los filtros los uso sólo cuando son necesarios. Tengo protectores para cada objetivo, pero sólo los pongo cuando la situación me hace prever un peligro especial para el objetivo. Por ejemplo, si fotografío al borde del mar, para evitar las salpicaduras de salitre que obligan a limpiar la lente más de lo normal.

En este artículo explicaré los motivos por los que creo que es mejor no usar filtros, tratando de razonar cada uno de ellos más allá del “protejo por si acaso” o el “siempre quita calidad” que se suele leer en muchas ocasiones. Continuar leyendo

Si haces macrofotografía de insectos o simplemente acostumbras a visitar galerías de esa temática, seguro que no te han pasado desapercibidos los tremendamente complejos ojos de las moscas. Sin embargo, son otros los ojos más sofisticados conocidos por el hombre. Su propietaria es la gamba mantis, una especie que se da en las aguas australianas y que puede tener la clave para la fabricación de filtros polarizadores más sofisticados que los actuales. Continuar leyendo

El filtro polarizador es uno de los filtros fundamentales que todo fotógrafo debe llevar en su bolsa. De hecho es, posiblemente, el único filtro cuyo efecto no se puede simular por software. Los polarizadores se emplean para aumentar el contraste y la saturación de los colores, para intensificar los cielos azules y, lo que es más importante, para reducir o eliminar los reflejos de cristales, agua y otras superficies, pero ¿cómo lo hacen? ¿en qué se diferencia un polarizador lineal de un polarizador circular? Continuar leyendo